Encuentra lo que buscas

Guía de Hipotecas y clausulas abusivas (VI): Las 9 clausulas abusivas más comunes: El EURIBOR


Buenas tardes!

Aquí estoy de nuevo dispuesta a analizar un nuevo engaño prodigado a los sufridos consumidores por parte de las entidades financieras en connivencia con los órganos de gobierno de los diferentes estados y de la Unión Europea. El engaño de hoy tiene un nombre sobradamente conocido por todos, pequeños y mayores, padres e hijos, abuelos y nietos, hombres y mujeres. Tengo el honor de presentarles a: El EURIBOR.

El EURIBOR podría definirse como “ese misterioso índice de referencia que forma parte de la vida de la mayoría de las familias españolas”.

Y, como no podía ser de otra manera, guste o no guste, es NULO. Esta afirmación te sorprenderá inicialmente. Conforme vayas leyendo este post, la harás propia. Leído el post te preguntarás cómo te han podido hacer esto a ti. Pero no sufras, estamos en la lucha por su eliminación.

Aquí va!


¿El tipo de interés aplicable a tu hipoteca? Me lo invento


El EURIBOR es de largo el índice que más afecta a los intereses económicos de los ciudadanos y, sin embargo, su cálculo y la existencia de controles sobre el mismo es como el misterio de la trinidad: un acto de fe.

El día que fuiste a tu Banco a firmar la hipoteca estoy segura que lo único que te preocupaba era el diferencial que te aplicarían al EURIBOR. Respecto del EURIBOR no te cabía la más mínima duda de que era un índice completamente regulado por las leyes y controlado por las instituciones. Vamos, que en ningún momento podías imaginarte que pudiera ser manipulado o que fuera un invento

Pues bien, lamento comunicarte que NO es así:

El EURIBOR ha sido manipulado.

El EURIBOR son los padres.


¿Qué ponemos, uno o medio? Lo que mejor te vaya


El EURIBOR (EURopean Inter-Bank Offered Rate) significa Tipo Europeo de Oferta Interbancaria. El Euribor es una marca registrada de la Federación Bancaria Europea que es una asociación de Bancos europeos “sin ánimo de lucro” y con sede en Bélgica.

El EURIBOR se publica diariamente tomando la referencia de los intereses o tasas que se cobran una serie de bancos seleccionados por prestarse dinero entre sí.

Y ¿quiénes son los afortunados Bancos elegidos? Pues 44 Bancos Europeos y 3 Norteamericanos. 3 de estos Bancos son españoles: CaixaBank, Banco Santander y BBVA.

Estos Bancos elegidos cada día proporcionan a una entidad privada que se llama Thomson Reuters la información relativa al tipo de interés o tasas que se han cobrado entre ellos por prestarse el dinero el día anterior.

Thomson Reuters, que es una agencia de noticias, hace el calculo correspondiente y cada día a las 11.00 horas publica el Euribor que se aplica a ese día.

Así pues, el tipo de interés que se aplica a tu hipoteca se basa en la información que los bancos que te prestarán el dinero a ti proporcionan a Thomson Reuters cada día. Y estos bancos pueden decir que 1 o que 3, Thomson Reuters se lo cree.

Se ve que varios Bancos estuvieron un tiempo “inventándose” los intereses o tasas que trasladaban a Thomson Reuters para que calculase el EURÍBOR. Esta invención tenía por objetivo que estas entidades ganaran más dinero. Así pues, se ponían de acuerdo para proporcionar a Thomson Reuters la información que mejor les conviniese en cada caso.

Esta conducta por ser colusiva y vulnerar la libre competencia (no te creas que fue por haber estafado a los consumidores) fue denunciada por una entidad que se sintió excluida y perjudicada, de manera que a la Comisión Europea no le quedó otra que investigar los hechos.

Como consecuencia de esta investigación el 4 de Diciembre de 2013 la Comisión Europea impuso multas de 1.71 billones de euros a 6 entidades financieras que participaban en la determinación del tipo de EURÍBOR.

La Comisión Europea impone esta multa al considerar acreditado que estas entidades

Distorsionaron el curso normal de la formación de precios para estos derivados. Los analistas de los distintos bancos discutían las propuestas que iban a presentar para el cálculo del Euríbor así como sus operaciones y estrategias de precios”

Es decir, en plata, el EURIBOR se ha manipulado. Sin duda.

De hecho hoy día la Comisión Europea está investigando a otras tres entidades por los mismos hechos.


¿De dónde salen los datos? Me lo invento


Pero no solo las entidades financieras manipularon el EURIBOR para obtener ventajas y beneficios, es más, es que desde el año 2008 no está claro de dónde sale el EURIBOR: si el EURIBOR son los padres o si existe alguna base material para su cálculo.

¿Por qué?

Porque el EURIBOR como su propia definición indica se determina atendiendo a los intereses o tasas que se cobran los bancos seleccionados por prestarse dinero entre sí.

Por lo tanto, para que se pueda determinar el EURIBOR es necesario que en el mercado interbancario europeo se produzcan operaciones de préstamo de dinero entre entidades bancarias.

¿Y qué pasa en Europa?

Pues que, como bien sabes y como consecuencia de la crisis económica mundial, desde el año 2008 los Bancos no se fían unos de los otros y no se están prestando dinero entre sí, sino que para financiarse están acudiendo al Banco Central Europeo.  El dinero que obtienen del Banco Central Europeo lo destinan a cubrir parches y agujeros financieros.

A la vista de lo anterior, si los Bancos no se están prestando dinero entre sí ¿de qué datos se está partiendo para calcular el EURIBOR? ¿Cómo te quedas?

Sin duda, el EURIBOR son los padres.

Este extremo no me lo invento yo, está siendo investigado por algunos jueces españoles que están obteniendo nada más que respuestas evasivas por parte de las entidades bancarias e instituciones europeas. Esperemos que haya pronto resoluciones judiciales que aclaren el tema.


Manipulación, padres… ¿Es el EURIBOR legal en España?


El EURIBOR a nivel Europeo se regula por la Federación Bancaria Europea que es un chiringuito privado montado por unos cuantos Bancos. Y cumple sus reglamentaciones que son bastante laxas.

Sin embargo, en España que es un país que se caracteriza por no parar de dictar normas para todo, hay una norma “mu presiosa” que es la ya bien conocida por ti Orden EHA 2899/2011 de 28 de Octubre de Transparencia y Protección del Cliente de Servicios Bancarios.

Esta Orden en su artículo 26 nos dice las condiciones que tienen que tener los índices o tipos de referencia a aplicar a los préstamos hipotecarios concedidos a tipo de interés variable:

1. En el caso de préstamos concedidos a tipo de interés variable, las entidades de crédito únicamente podrán utilizar como índices o tipos de referencia aquellos que cumplan las siguientes condiciones:

a) Que se hayan calculado a coste de mercado y no sean susceptibles de influencia por la propia entidad en virtud de acuerdos o prácticas conscientemente paralelas con otras entidades.

b) Y que los datos que sirvan de base al índice o tipo sean agregados de acuerdo con un procedimiento matemático objetivo.”

Esta norma se aplica a todos los tipos de referencia que se aplican a los préstamos concedidos a tipo de interés variable en España y, por tanto, el EURIBOR, al menos en España, tiene que cumplir estas condiciones para ser válido:

1º. Que se calcule a coste de mercado

2º. Que no sea susceptible de influencia por la entidad

3º. Que se calcule conforme a un procedimiento matemático objetivo.

Si me pusieran un tipo test con tres respuestas (SI, NO, NO SABE/NO CONTESTA) tengo claro que la respuestas serían: 1º.N 2º.N 3º.NS/NC

En definitva, acreditado sobradamente que el EURIBOR no se calcula a coste de mercado (dado que no lo hay) y que ha sido manipulado e influenciado por las entidades financieras como ha corroborado la propia Comisión Europea, no hay duda alguna que no es muy legal.

En definitiva, el EURIBOR es un índice nulo, ¿a que ya no te cabe duda?

Si quieres aprender e indignarte más con el asunto del EURIBOR, te recomiendo que visites la web OPEURIBOR en la que dos abogados sevillanos fueron pioneros en la guerra contra este índice e informan desinteresadamente de la lucha que sostienen contra el mismo.

Y si ya eres muy lanzad@, y estás suficientemente indignado, inicia tu propia guerra particular contra el EURIBOR y pide en tu Banco que te expliquen cómo se calcula, qué datos se están teniendo en cuenta y que te proporcione tanto los movimientos de préstamos interbancarios europeos como los tipos de interés que están comunicándose a Thomson Reuters para el cálculo. Te aseguro que iniciarás un viaje apasionante.

La próxima semana más.

Espero haberte ayudado!


Medios de comunicación: Armas de desinformación masiva


Aquí comparto un post de “Periodismo alternativo” que es muy interesante leer para despertar nuestra “conciencia” como ciudadanos y, como no, como consumidores. Felices vacaciones!


Guía de Hipotecas y Clausulas Abusivas (V): Las 9 clausulas abusivas más comunes: Los SEGUROS y PRODUCTOS ACCESORIOS


Buenas tardes!

Aquí estoy de vuelta con las clausulas abusivas más comunes que contienen los préstamos hipotecarios que esclavizan a la mayor parte de las familias de nuestro país.

Hoy analizaremos una clausula preciosa:

La clausula que te impone el Banco para que contrates productos accesorios o vinculados al préstamo hipotecario como condición sine qua non para concederte el préstamo. Pues bien, esto no es legal.

¿Te sorprende? Sigue leyendo!


Que por si se te ocurre morirte o destrozar tu casa


En relación con los seguros de vida y del hogar las entidades financieras llevan a cabo numerosas conductas abusivas que vulneran los derechos de los consumidores.

No es inusual cuando pides un préstamo a un Banco que te obligue a concertar un seguro de vida para que si se te ocurre morirte el Banco reciba el dinero que te queda por pagarle. Desde el mismo momento en que firmas el seguro de vida se puede decir que para el Banco vales más muerto que vivo. Inquietante.

Suscribir este seguro de vida te puede interesar para beneficiar a tus herederos. Cuando suscribes un préstamo hipotecario que te va a acompañar desde tus años mozos hasta tus años dorados no parece descabellado ser previsor y asegurarte que si tú no estás tus herederos van a poder contar con el dinero necesario para pagar el préstamo. Ten claro que concertar o no este seguro es una decisión personal, no del Banco.

Por otro lado, el Banco también suele requerir para otorgarte el préstamo que conciertes un seguro del hogar para que si se destruye la vivienda la aseguradora pague y el Banco no se quede sin cobrar y sin la garantía que le suponía contar con una vivienda que subastar para hacerse el cobro de la deuda si no pagas.

En este caso, tampoco resulta descabellado que cuando te compras una casa y pagas un dineral por ella te interese tenerla asegurada para no quedarte con una mano delante y otra detrás si se destruye. Pero esto también debe ser una decisión personal, no del Banco.

Así mismo algunos bancos te exigen que contrates planes de pensiones, tarjetas, cuenta nómina, etc, como condición previa a la concesión del préstamo. En este caso el único objetivo del Banco es ganar más dinero. Si pueden venderte una hipoteca, ¿por qué no intentarlo con otros productos?

Todos estos productos son productos accesorios o vinculados al préstamo. Y la clausula que contiene tu hipoteca en que te exige que los contrates como condición necesaria para obtener el préstamo hipotecario es abusiva y nula. La concesión de una hipoteca no requiere que exista ningún seguro ni ningún tipo de cuenta, plan de pensiones, tarjeta . No hay norma que así lo disponga. Si conciertas una hipoteca, no tienes por qué concertar ningún producto adicional. Solo necesitas tener una casa que hipotecar.

No obstante, hay un caso en que se puede considerar válida una clausula de este tipo: si te aplican en contraprestación rebajas del tipo de interés por cada producto adicional contratado. Ahora bien, esta rebaja que “legaliza” la clausula no vale con que sea meramente simbólica, sino que tiene que ser justa.

Sé que mucha gente que lea este post se dirá:

– Ay, cómo está Ciudadana K! si para concertar una hipoteca todos sabemos que tienes que asegurar la casa contra incendios.

Pues no. Y es que hay una “leyenda urbana” que dice que en las hipotecas es condición necesaria para su existencia que la casa cuente con seguro de incendios. Pues bien, hazme caso: No es obligatorio tener un seguro de incendios.

Y ¿por qué está tan extendida esta idea? Te lo explico, verás que fácil es de entender:

Hay una ley, la Ley 2/1981 de 25 de Marzo de Regulación del Mercado Hipotecario. Esta ley regula los requisitos que se exigen a las entidades financieras para que puedan “titulizar” los préstamos hipotecarios que conceden.

¿Y qué es titulizar? Pues ni más ni menos que vender tu hipoteca a un tercero para obtener liquidez.

Para que el Banco en el futuro pueda “titulizar” la hipoteca que te está concediendo el artículo 8 de esta ley le dice que:

“Los bienes hipotecados habrán de estar asegurados contra daños por el valor de tasación

Por lo tanto, si tu hipoteca no tiene seguro de daños (que se corresponde con el seguro de incendios) el Banco no va a poder titulizarla. Y eso no le gusta al Banco, el Banco quiere poder vender a Perico Los Palotes tu hipoteca sin traba alguna.

En conclusión, que no es que sea obligatorio que suscribas un seguro de incendios para concertar la hipoteca porque esté así estipulado, sino que es al Banco al que le interesa que suscribas este seguro porque si no tu hipoteca no cumplirá los requisitos legales exigidos para que el Banco pueda “titulizarla”, esto es, venderla.

¿Cómo te quedas? ¿No te parece una prueba de que diciendo 100 veces una mentira acaba por parecer verdad? Anda que no!

Otra de las malas prácticas que llevan a cabo las entidades financieras con los seguros de vida y de hogar cuando te conceden un préstamo es exigirte no solo que conciertes el seguro que, como hemos visto, no deberían pedírtelo, sino que para más recochineo te exigen que este seguro lo conciertes con la propia entidad.

Pues bien, esta exigencia de concertar el seguro con la propia entidad es a todas luces abusiva y, por tanto, nula y no te lo pueden exigir. Aunque lo hayas firmado. Y es que en una economía de libre mercado, esa de la que tanto alardean nuestros políticos y banqueros, la entidad no puede abusar de su posición, y el consumidor tiene que poder concertar el seguro con quién mejor le parezca. Así lo dice Europa.

Otra de las prácticas rastreras que emplean los Bancos al conceder hipotecas y colocarte un seguro vinculado es que en el seguro que conciertas se ponen ellas mismas como beneficiarias. No tus hijos o tu mismo o tu espos@, sino el Banco. Esta estipulación también es abusiva, por tanto, nula y no te lo pueden exigir. Aunque hayas firmado. El Banco se las sabe todas y quiere cobrar a toda costa, pero no es legal pues es una imposición que perjudica los derechos de los consumidores sin contraprestación alguna.

Y la última práctica maravillosa que llevan a cabo las entidades financieras en relación con los seguros de incendios en los casos en que no se han puesto ellos mismos como beneficiarios es la de incluir una clausula en la que se estipula que en caso de incendio estás obligado a ceder tu indemnización al Banco. Esta estipulación también es nula por abusiva puesto que a efectos prácticos supone la imposición de un vencimiento anticipado unilateral y no justificado. Que se te incendie la casa, no implica que no puedas seguir pagando tus cuotas mensuales.

Revisa tu escritura, y no dudes en “mandar a paseo” los seguros y productos que te han obligado a suscribir en estos casos.

La semana próxima vuelvo para contarte por qué es nulo el EURIBOR.

Que tengas unas buenas y fructíferas vacaciones!

Espero haberte ayudado!



Guía de Hipotecas y Clausulas Abusivas (IV): Las 9 clausulas abusivas más comunes: Renuncia a la CESIÓN DEL CONTRATO y prohibición de VENDER


Buenas tardes!

Héme aquí de nuevo dispuesta a continuar con el análisis de las clausulas abusivas que contienen gran parte de las hipotecas “colocadas” en estos últimos años a los ciudadanos españoles por las entidades bancarias.

Hoy tampoco voy a hablarte de la clausula suelo. Aún no ha “salido” la tan esperada Sentencia del Tribunal Supremo que se cree “revolucionará” la jurisprudencia consolidada hasta la fecha respecto de las clausulas suelo.

Navegando por la red, he visto que hay infinidad de artículos sobre la clausula suelo y la tan citada y no nata Sentencia del Tribunal Supremo. Sin embargo, discúlpame, que como yo no tengo las hablidades de un oráculo no me queda otra que esperar pacientemente a que se publique la Sentencia para poder hablarte de ella.

Entrando en el tema te preguntarás ¿cuál es la cartelera de este Jueves?

Pues tenemos dos estrenos de órdago:

En primer lugar, veremos la clausula de RENUNCIA A LA NOTIFICACIÓN DE LA CESIÓN DEL CONTRATO. Esa que dice que te da igual y no quieres saber si el Banco vende tu hipoteca a alguien, porque te da igual que quien compra sean las hermanitas de la caridad o un fondo buitre. No te importa “cambiar de pareja” sin saberlo. Tú eres muy modern@.

Y en segundo lugar, la clausula que te PROHÍBE ENAJENAR EL INMUEBLE HIPOTECADO. Esa que dice que no puedes vender tu casa aunque quede colgando la hipoteca y encuentres a alguien que lo acepte. Yo, por contra, propongo que den un premio al hipotecado que encuentre en estos tiempos un comprador.

Comenzamos!


Te dejo por cualquiera, se te parezca o no


Coge tu escritura de préstamo hipotecario y empieza a leerla. ¿A que no entiendes nada? No hay lectura más soporífera y farragosa que la de una escritura notarial de este tipo (bueno, las de sociedades se las traen también) No te preocupes, déjala, léete este post y luego ve a tiro hecho a buscar esta clausula. No obstante, si eres un chicarrón o chicarrona del norte y te sumerges en tan apasionante lectura llegará un punto en que te encontrarás una clausula que te dice que has RENUNCIADO A LA NOTIFICACIÓN DE LA CESIÓN DEL CONTRATO.

Y dirás, ¿que qué? Pues bien, tranqul@, te lo explico.

Mediante la clausula en la que se te impone la renuncia a la notificación de la cesión del contrato el Banco lo que hace es quitarse un peso de encima hablando claro. Si el Banco vende tu hipoteca a otra persona, ya sea otro banco, un tío que pasaba por allí o un fondo buitre, y tu hipoteca tiene esta clausula, el Banco no tiene que avisarte de la venta.

Los Bancos están obligados por el artículo 149 de nuestra vetusta Ley Hipotecaria a notificarte “la cesión de tu crédito”. Esta obligación implica que tú tienes derecho a que te notifiquen que venden tu crédito y a quién se lo venden. Sin embargo, como ya conocéis que hecha la ley, hecha la trampa, el artículo 242 del Reglamento Hipotecario, también modernísimo, les permite a los Bancos que te hagan renunciar a este derecho a ser notificado de la cesión de tu crédito. De esta manera, el Banco, que se las sabe todas, incluye en sus escrituras esta estipulación.

Normalmente no pasa nada. Tu situación como deudor no va a mejorar o empeorar por este cambio de pareja de baile. El problema puede surgir si, como no sabes que tu patrono ahora es otro, te quedas sin posibilidad de hacer valer algún derecho que tengas frente a la entidad con la que te comprometiste de por vida.

Piensa, por ejemplo, que tu Banco vende tu crédito a otro Banco y no te dice nada. Tú tan feliz en tu ignorancia sigues pagando tus cuotas al Banco con el que concertaste tu préstamo. El nuevo Banco no recibe nada y, a pesar de tus pagos, tu deuda no hace más que crecer. Llega un día en que el nuevo Banco se cansa de esperar y se pone en manos de sus abogados para que vayan al juzgado a reclamar lo que es suyo. Así, sin comértelo ni bebértelo te encuentras un día con una notificación judicial que te dice que te van a echar de tu casa porque debes muuuucha pasta al Banco. Aquí entra en juego la defensa de los consumidores: tú podrás decir que no, que pagaste al otro Banco y que no te notificaron el cambio de Banco, por mucho que la escritura que aquél día aciago firmaste diga que renuncias a este derecho.

O piensa, por ejemplo, que con tu Banco, llamésmole original, llegaste a un acuerdo privado (esos tan de moda hoy día para eliminar las clausulas suelo). En este hipotético acuerdo pactastéis que las condiciones de tu hipoteca, la tasación de tu casa o cualquier otra estipulación es distinta y mejor a tus intereses que la que se refleja en la escritura de préstamo hipotecario y en el Registro de la Propiedad. En este caso, si tu Banco vende a otro tu crédito es más que probable que estas nuevas condiciones no las conozca el comprador y no te las aplique. Si estas condiciones recogidas en el acuerdo privado son más beneficiosas para ti, es evidente que la cesión de tu crédito hecha sin saberlo tú te perjudica. En este caso, diga lo que diga el Reglamento, se vulneran derechos que tienes como consumidor y, por tanto, podrás hacer que esa clausula se invalide.


Vaaaamos, vamooos, que me lo quitan de las manos


Me atrevo a aventurar que todas las hipotecas que se han firmado en España en los últimos años contienen la clausula en la que te PROHÍBEN ENAJENAR EL INMUEBLE HIPOTECADO. De esta manera me he encontrado con muchos hipotecad@s que me decían que no podían vender la casa que tantos quebraderos de cabeza les estaba dando.

Esto no es cierto. Tú puedes vender tu casa si encuentras un comprador dispuesto a pagarla. Él o ella te paga lo que acordéis y tú le entregas la casa. Punto. Una clausula que te prohíba enajenar la casa porque el Banco lo vale es abusiva.

Sin embargo, si con el precio que recibes por la casa no tienes suficiente money para cancelar el préstamo hipotecario, ahí está el problema, te quedarás sin casa y pagando la hipoteca. Si dejas de pagarlo, ya sabes lo que hay: desahucio. De manera que si el que te compró la casa vive en ella, será desahuciado. Por eso no es fácil desprenderse de las viviendas.

Otra cosa es que en tu hipoteca se te prohíba la “subrogación en el crédito” sin consentimiento del Banco. Una subrogación se produce cuando encuentras un comprador para tu vivienda y quieres que se haga cargo de la hipoteca. Es decir, que donde estaba en la hipoteca tu nombre, pongamos, Fulanico, quieres que pongan a Setanico y todos tan contentos. Pues bien, en este caso sí que es necesario por razones obvias que el Banco diga que está de acuerdo. El Banco necesita saber que la persona que va a asumir tu posición deudora pueda pagarle o, al menos, sea mejor pagadora que tú. En este caso, por lo tanto, no estaríamos hablando de una clausula abusiva .

Pero ojo al dato, en muchas escrituras hipotecarias se confunde la subrogación en el crédito y la enajenación de la vivienda gracias a la redacción tan farragosa y confusa que tienen este tipo de documentos. En este caso, esta redacción confusa determina que la clausula sea abusiva tanto en caso de enajenación como en el caso de la inicialmente lícita subrogación y por tanto también podrás anularla.

Resumiendo, que si tienes una hipoteca con estas clausulas ten en cuenta que al cambio de pareja puede jugar el banco pero tú no.

Hasta la próxima semana!

Espero haberte ayudado!


Guía de hipotecas y clausulas abusivas (III): Las 9 clausulas abusivas más comunes: INTERESES y COMISIONES


Buenas tardes a tod@s!

A solo tres días del Día del Consumidor, el día 15 de Marzo, continúo con mi periplo por la difusión de las clausulas abusivas más comunes que contienen los préstamos hipotecarios impuestos por las entidades financieras de nuestro país a los consumidores. Aquí tienes la Tercera Entrega.

Hoy no voy a hablarte de la cláusula suelo. Y te aseguro que lo lamento porque es un tema que me encanta. Como ya te comenté la semana pasada estoy a la espera de leer la tan esperada Sentencia del Tribunal Supremo del mes de Febrero pasado. El sentido del Fallo de esta Sentencia fue filtrado por una Nota de Prensa del Poder Judicial. Esta Nota de Prensa, como recordaréis, se publicó antes de que se “escribiera y firmara” la resolución por los Excelentísimos Magistrados de nuestro más Alto Tribunal. Así pues, es como si nuestro Poder Judicial nos hubiera avisado de la fecha de un parto programado y del sexo del no nacido. Como en estos temas nunca se sabe si se llega a buen término, yo prefiero esperar que la Sentencia sea alumbrada para informarte de la misma. A ver si tenemos suerte la semana que viene.

Así que con mi gozo en un pozo hoy te voy a hablar de otras clausulas abusivas que pertenecen al reparto de secundarios en esta historia de las hipotecas pero que, como los secundarios de Los Soprano, están soberbias en su papel y actúan de la “manito” unas con otras:

En primer lugar, como telonera, te presentaré la tan conocida CLAUSULA DE INTERESES MORATORIOS; esa que tantos dolores de cabeza ha proporcionado a los sufridos hipotecantes que se retrasan en el pago de sus cuotas.

Y en segundo lugar, como cabeza de cartel, podrás conocer más profundamente la indiscutiblemente extendida CLAUSULA DE COMISIONES POR CUOTAS IMPAGADAS que sigue siempre a la anterior.

Vamos al lío!


¿Cuánto le debo? 5+5 son 20


Como saben los seguidores de este blog, mi primer post trató sobre el tema de los intereses moratorios abusivos (a él me remito) por lo que hoy me limitaré a dar un par de pinceladas relativas al caso de las hipotecas.

El artículo 114 de la Ley Hipotecaria dice que en el caso de préstamos hipotecarios el interés moratorio no puede superar 3 veces el interés legal del dinero.

Para saber si el interés moratorio que contiene tu hipoteca supera este límite solo tienes que comprobar cuál es el tipo de interés legal del dinero cada año (aquí te dejo el enlace del Banco de España que yo utilizo) y multiplicarlo por 3.

Por ejemplo, en 2015 el interés legal del dinero se ha fijado en el 3,5% por lo que en el año 2015 no te pueden aplicar un interés de demora superior a 10,5% anual (3,5% x 3 = 10,5%)

En el año 2007, por su parte, el interés legal del dinero se fijó en el 5,00% por lo que en el año 2007 no te pueden aplicar un interés de demora superior a 15,00% anual (5,00% x 3 = 15,00%)

La mayoría de las hipotecas que han llegado a mis manos contienen intereses de demora de al menos el 18% anual. Este 18% tan extendido supone que estas hipotecas contienen intereses de demora abusivos desde el lejano 1997 en que el interés legal del dinero era del 7,5%. Desde 1997 en adelante el interés legal del dinero ha estado a lo sumo en el 5,5% por lo que puedo afirmar que un interés de demora superior a 16,5% anual (5,5% x 3 = 16,5%) es abusivo desde 1997.

Pero ojo, que si el tipo de interés de demora es inferior al interés legal del dinero de cada año multiplicado por 3 también puede ser abusivo y no aplicable. Así se pronunció el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Sentencia de 21 de Enero de 2015: nada impide que un juez considere que el interés de demora que figura en un préstamo hipotecario suscrito con consumidores sea abusivo aunque no supere 3 veces el interés legal del dinero.

¿Y qué sucede si el interés de demora de tu hipoteca es abusivo? Pues que es una gran noticia: No tienes que pagarlo.

En definitiva, si tu hipoteca tiene un interés de demora superior a 3 veces el interés legal del dinero, este interés es abusivo y no te lo pueden cobrar. No lo pagues. No te lo pueden reclamar.


Malo, mala, malo = Son 30 euros 


Cuando te has comprado una casa obteniendo la financiación de un Banco y pasas un bache económico que te impide atender puntualmente tus pagos, gracias a Dios, el Banco está allí para ayudarte… a que no levantes cabeza.

¿Y qué medios tiene el Banco para ponerte la pierna encima? Como puedes suponer, muchos.

El primero de todos ellos es la exigencia de intereses de demora abusivos que gracias a que estás siendo aplicad@ y estás leyendo esta maravillosa serie de post ya sabes que no tienes que pagarlos. Pero como el Banco no tiene suficiente con cobrarte intereses de demora prefiere echar cal en la herida para dejar bien atadas sus ganancias y te suma a la deuda la conocida como COMISIÓN POR CUOTAS IMPAGADAS O COMISIÓN DE IMPAGADOS.

¿Y qué es esta comisión de impagados? Pues viene a ser algo así como una multa por aparcar 10 minutos en la zona azul sin pagar que es la que más molesta.

Te pongo un ejemplo:

¿No pagas 100 euros de una cuota mensual de 1.000 euros? Pues este mes tienes la suerte de que tu cuota mensual sube como la espuma: son 1.000,00 euros de cuota mensual, 30,00 euros de comisión de impagados y, cómo no, los intereses de demora de los 100,00 euros que no has pagado en plazo. Vamos, una alegría. Y a ti que tienes dinero a espuertas. Ya sabes el Banco siempre ayuda.

La comisión de impagados tiene por lo general un importe fijo mínimo (casi siempre son 18,00 euros o 30,00 euros) . Este importe mínimo te lo aplican independientemente de que tu impago sea de 20 euros o de 200 euros. El Banco no conoce el principio de proporcionalidad de las penas. Pobretitos, habrá que darles clases de derecho o más bien de ética.

Pues bien, estas comisiones son igualmente abusivas y nulas y te voy a explicar por qué.

El Servicio de Reclamaciones del Banco de España dice que las comisiones que aplica un Banco a un préstamo tienen que responder a servicios efectivamente prestados. Así lo plasma la Circular 8/1990 de 7 de Septiembre que dictó el Banco de España y que tiene este fantástico título: Transparencia de las operaciones y protección de la clientela (bancaria, se sobreentiende) A mi me encanta el nombre porque es cuanto menos paradójico que tal y como se han desarrollado las actividades de la Banca en este nuestro país sean capaces de poner las palabras Transparencia y protección de la clientela a una de las normas que rijen su actividad. ¿No crees?

Bueno, al ajo, la comisión por cuotas impagadas no es un servicio prestado por el Banco. Es decir, que te giren un recibo a una cuenta abierta en la misma entidad que te gira el recibo y que te concedió la hipoteca y que no lo cobre no supone un gasto al Banco ni de gestión ni de cualquier otro tipo. Que se olvide. No tiene justificación.

Por lo tanto, de conformidad con lo que ordena el propio Banco de España no puede imponerse a un cliente esta comisión porque no responde a un servicio efectivamente prestado. Una razón para no pagarla.

Pero es más, la comisión de impagados no es un servicio prestado por el banco sino que es una sanción por el incumplimiento de tus obligaciones de pago. Los intereses de demora que te cascan con cada impago son igualmente sanciones por el incumplimiento de tus obligaciones de pago. Por lo tanto, si el Banco te aplica intereses de demora y comisión de impagados no hace otra cosa que sancionarte dos veces por el mismo hecho. Es evidente que el Banco tiene predilección por cobrar dos veces por la misma cosa (recordemos el caso de mi amada comisión de apertura y de estudio que son lo mismo pero repetido) Por suerte, esta actitud del Banco no está refrendada por la legislación vigente por lo que la comisión de impagados es una sanción excesiva o desproporcionada y por tanto abusiva que TAMPOCO tienes que pagar.

Concluyendo, que ni intereses de demora ni comisiones de impagados. Estas clausulas que incluyen la totalidad de los préstamos hipotecarios son abusivas tal y como te he detallado.

Si estás en una situación económica dificultosa ten en cuenta esta información para que te sea un poquito más fácil superar el bache. Y si llegas al desagradable momento en que el Juzgado te notifica que te han puesto una ejecución hipotecaria, ten presente que puedes defenderte y reducir tu deuda negándote a pagar estos conceptos.

Como los Bancos se han esmerado mucho en el tema hipotecario, todavía tengo tinta para más clausulas. La próxima semana más.

Espero haberte ayudado!


Guía de hipotecas y clausulas abusivas: Las 9 clausulas abusivas más comunes (II): COMISIÓN DE APERTURA y VENCIMIENTO ANTICIPADO


Como no dudo estabáis esperando ansiosamente desde la semana pasada por fin llega a vuestros ordenadores, i-pads, tablets, i-phones y demás dispositivos electrónicos la Segunda Parte de la Guía de hipotecas y Clausulas Abusivas de andar por casa que publica Ciudadana K.

Antes de entrar en materia, una aclaración. Hoy NO os voy a hablar de la clausula abusiva más común y conocida que contienen las hipotecas: LA CLAUSULA SUELO. Y no os hablo de ella por razones de peso.

Como muchos sabéis como consumidores bien informados, el pasado 26 de Febrero de 2015 gracias a una Nota de Prensa del Poder Judicial conocimos que el Tribunal Supremo se había reunido en Pleno (lo que quiere decir que a la reunión acudió hasta el apuntador) para decidir el Fallo de un recurso que había interpuesto BBVA en relación con las clausulas suelo de las hipotecas. Lo que tenían que discutir en este pleno era si el Banco te tiene que devolver como hipotecante y sufrido pagador el dinero que te ha cobrado de más durante la vida de la hipoteca cuando el juez declara nula la clausula suelo. Pues bien, antes de dictar la sentencia, nos anuncian a bombo y platillo que aunque sea nula la clausula suelo solo te tienen que devolver el dinero que te hayan cobrado de más desde el 9 de Mayo de 2013. Como dirían por ahí: Awasome!

Cualquier abogaducho de tres al cuarto se quedaría “bocabadat” con esta decisión. Por mi parte, como abogada de andar por casa, estoy sorpendida con una decisión que ni comparto ni entiendo. No obstante, como soy mujer de fe y confío en que el Tribunal Supremo está formado por juristas no de tres al cuarto sino de reconocido prestigio me abstengo de opinar hasta que no llegue a mis manos la tan esperada Sentencia. A ver qué han inventado.

Por eso hoy prefiero hablaros de otras clausulas que son menos bonitas pero igual de perjudiciales y extendidas como la clausula suelo:

1º. Para abrir apetito comenzaremos con LA COMISIÓN DE APERTURA.

2º. Seguidamente daremos un repaso a LA CLAUSULA DE VENCIMIENTO ANTICIPADO.

Qué aproveche!


Ay, ay, ay!… Que me tienen que estudiar el préstamo!!!!


Esta es una de mis favoritas: LA COMISIÓN DE APERTURA. Siempre que la oigo, esté donde esté, se dibuja en mi boca una media sonrisa acompañada de un suspiro… La comisión de apertura… Bendito el que la inventó! Ay!

La comisión de apertura no viene a ser otra cosa que una manera mediante la que el Banco se ahorra todos los costes que le supone ejercer su propia labor. O es lo mismo, se enriquece con los intereses remuneratorios que te cobra por el préstamo y que pagas religiosamente cada mes y además no asume ningún gasto por ejercer su propia actividad.

Lo que más me gusta es cuando además de comisión de apertura me encuentro en la hipoteca la COMISIÓN DE ESTUDIO. Dos veces te cobran lo mismo maquillándolo en diferentes conceptos. Y se quedan tan panchos. Hay que tener poca verguenza!

Entrando al trapo en el asunto, si tu hipoteca tiene comisión de apertura, de estudio o ambas a la vez, no dudes en reclamar su anulación y que te devuelvan o compensen el dinero que has pagado por lo siguiente:

A los empresarios la ley les dice que solo pueden cobrar a los consumidores por servicios efectivamente prestados al propio consumidor.

En el caso de las comisiones de apertura y de estudio los Bancos te están cobrando la valoración de riesgos que hacen para decidir si te conceden la hipoteca y las gestiones necesarias que hacen sus empleados para formalizarlas.

Párate a pensar: valoración de riesgos… gestiones para formalizar la hipoteca… ¿Esto no te suena a que es lo que hacen los Bancos para decidir que negocio contratar para ganar dinero? ¿no les vas a pagar cada mes unos intereses remuneratorios que son como el precio que pagas por el servicio que te presta el Banco? Y en última instancia, puede ser que te beneficies de estas gestiones pero ¿y el Banco? ¿no se beneficia el Banco también?

Con estas preguntas retóricas queda meridianamente claro que estas comisiones no te las pueden cobrar puesto que:

1º. No se derivan de un servicio prestado al consumidor, sino que la valoración de riesgos y gestiones diversas son inherentes a la propia actividad de una entidad de crédito.

2º. Ya te cobran intereses remuneratorios  en los que están incluidas las gestiones preparatorias del préstamo. Cobrarte estas comisiones aparte no tiene justificación de Dios.

3º. Estas gestiones son útiles para ti pero también para el Banco por lo que es abusivo que tengas que pagarlas íntegramente tú. De toda la vida se ha pagado a medias.

Queda claro entonces: comisión de apertura, como diría Merkel a un griego: NEIN; comisión de estudio: RENEIN.


Vaya con la toalla, tengo un préstamo a 40 años, no pago un mes y me desahucian


Pasamos al plato principal que es obra de un chef luxemburgués y espero sea de tu agrado: LA CLAUSULA DE VENCIMIENTO ANTICIPADO.

Tenemos nuevamente que agradecer al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que abriera en España una nueva vía de protección a los deudores hipotecarios en su Sentencia de fecha 14 de Marzo de 2013. Esta Sentencia la dicta como consecuencia de una pregunta que le remite el Juez del Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Barcelona en el famoso “caso AZIZ” Sí, ése, el de aquél hombre que fue desahuciado en una ejecución hipotecaria y el Juez anuló la ejecución mediante Sentencia de fecha 2 de Mayo de 2013. Sí, esa en la que se cita la obra maestra del cine “Ciudadano Kane” del genio Orson Welles.

Gracias a este pronunciamiento los jueces se han empezado a cuestionar ampliamente la validez de la clausula de vencimiento anticipado que contienen la totalidad de las hipotecas. Este pronunciamiento provocó incluso una reforma legislativa por la que se incluyó un requisito de procedibilidad para que el Banco pueda reclamar todo lo que le debes antes de plazo. Como consencuencia de esta Sentencia ahora al Banco para poder “vencer anticipadamente tu préstamo” ya no le basta con que impagues una cuota, sino que tiene que esperar a que impagues al menos 3.

Hoy en día hay que analizar caso por caso si esta clausula es abusiva. Sin embrago, con carácter general lo que parece evidente, tal y como sucedió en el Caso AZIZ, es que si tu préstamo tiene un periodo de duración largo y has impagado en relación con el total del préstamo un porcentaje irrisorio (en el caso AZIZ se había impagado solo el 1,00% del total del préstamo) es abusivo que el Banco te exija que le abones de golpe todo el préstamo no vencido. Algunos jueces entienden que los impagos deben ser de al menos el 10% del capital del préstamo.

Por otro lado, no te creas que los Bancos no se guardan un as bajo la manga. Y es que, aunque parezca mentira, tienen gente muy lista trabajando en sus órganos y se inventaron otra manera de vencer anticipadamente el préstamo con garantía hipotecaria sin que te enteres. ¿Cómo? Obligándote a que cedas al Banco la indemnización que te corresponda en caso de incendio. Es decir, se te incendia la casa y porque el Banco lo vale cobra toda la indemnización impidiéndote que pagues aplazadamente tal y como pactasteis aquél día en el Notario.

Esta clausula es abusiva a todas luces. El hecho de que se te incendie la casa no justifica que pierdas el “derecho a pagar aplazadamente tus cuotas” Otra cosa es que tengas que completar la garantía según la minusvaloración que ha sufrido la vivienda, pero eso es harina de otro costal.

Acabamos por hoy. Volvemos la próxima semana con la Tercera Entrega en la que espero incluir el análisis de la clausula suelo si el Tribunal Supremo se decide a dictar y publicar la esperada Sentencia. Esto es como un Libro de Harry Potter, qué expectación!

Hasta la próxima semana!

Espero haberte ayudado!


Guía de hipotecas y clausulas abusivas: Las 9 clausulas abusivas más comunes (I)


Como la mayoría de los ciudadanos de este nuestro país en en algún momento de tu vida  para comprarte una casita para vivir como todo hijo de vecino habrás tenido que ir al Banco, pedirle el dinero y concertar una hipoteca. La hipoteca solo se diferencia del matrimonio en que no es para toda la vida (pero casi) y en que  no hay posibilidad de divorcio salvo mutuo acuerdo. 

Comprada la casa y más feliz que una perdiz ahora solo te queda pagarla . Pero no solo eso, sino que durante 30 o 40 años tendrás que mantener una relación estrecha y estable con tu banco.

Al principio, todo son risas y gloria, pero conforme avanza vuestra relación te vas dando cuenta que el Banco te ha salido un poquitín trilero. Ahora estás un poco mosquead@ porque no tienes claro si te está engañando. ¿Cómo puede hacerte ésto a ti? A ti que le estás danto todo! Tranquil@, no eres el único, muchos otros hipotecantes están como tú o peor.

Hoy haré un pequeño resumen de cómo has llegado a atarte a un Banco por comprar una casa y en sucesivos post te informaré y analizaré las clausulas que te habrá hecho firmar el Banco pero que son abusivas y que, por tanto, no tienes que cumplir.

En defintiva, leídos los posts que iré publicando conocerás qué engaños te está prodigando tu banco y cómo defenderte.


¿Pero cómo he llegado yo aquí?


En el año 2015 la mayoría de los ciudadanos se encuentran “atrapados” en préstamos hipotecarios que les vinculan de por vida.

Un extraterreste que llegara a España de casualidad se preguntaría asombrado: ¿por qué? Ay, amigo! Pues para poder acceder a ese derecho constitucional que es el “DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA” Sí, sí, como lo oyes. Se trata de un derecho reconocido en la Constitución Española en su artículo 47. Este artículo es muy facilito de leer por lo que lo voy a transcribir tal cual lo redactaron allá por el 1978:

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”

Pues bien, en cumplimiento de este precepto constitucional que es de obligado cumplimiento para nuestros gobernantes, legisladores, jueces y fiscales; en España los poderes públicos han promovido las condiciones necesarias y pertinentes para hacer efectivo el derecho a la vivienda digna y adecuada de los ciudadanos.

La mejor manera que han tenido de posibilitar la materialización de este derecho ha sido dándole CARTA BLANCA a las entidades financieras para que se conviertan en únicas proveedoras de los medios necesarios para poder alcanzar la ansiada vivienda por parte de los ciudadanos. Estos medios son los préstamos.

Pero los poderes públcios no se quedaron ahí, la Constitución también les ordena que eviten la especulación.

¿Y qué hicieron nuestros gobernantes en cumplimiento del mandato constitucional? Pues ya os podéis imaginar: ignorarlo por completo.

Con el objetivo de proporcionar mayores posibilidades de negocio a los Bancos y a los integrantes del proceso de construcción el archiconocido AZNAR en el año 1998 liberalizó el suelo mediante la Ley 6/1998. Esta ley, a grandes rasgos, tuvo dos consecuencias inmediatas: por un lado, la bajada de tipos de interés de los préstamos y por otro, la subida del precio de la vivienda.

A la gente de la calle esta regulación destinada a garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada nos dejó, hablando en plata, bastante jodidos. Resultó que poco a poco los bancos estuvieron dispuestos a prestar cantidades ingentes de dinero a cualquier mileurista que se lo pidiera para adquirir su vivienda. Pero esta disponibilidad no era simple generosidad y compromiso social por parte de los bancos, sino que éstos te exigían que a cambio te comprometieras a pagarles intereses (punto arriba, punto abajo) durante hasta 40 años. En definitiva si te comprabas una casa de 200.000 euros y tenías que pagarla en 40 años, tu casa te iba a costar casi el doble (el doble, sí señores, no me equivoco, las matemáticas no engañan) Y el banco nunca muere, con lo que tiene paciencia y vida suficiente para ir cobrando indefinidamente. Presta 200.000 y recibe 400.000: EL NEGOCIO REDONDO, ¿no crees?

Pero este negocio tan beneficioso para las entidades financieras no les era suficiente dado que Banco y Avaricia son sinónimos. A los bancos esta perita en dulce que le puso en bandeja el Gobierno estatal y las instuticiones europeas les dejaba con hambre por lo que decidieron GANAR MÁS. ¿Cómo? Pues como solo ellos saben hacer: Incluyendo en sus préstamos condiciones abusivas para el consumidor.


Condiciones abusivas comunes en préstamos hipotecarios


A título enumerativo las condiciones abusivas que con mayor incidencia se presentan en los préstamos hipotecarios suscritos con consumidores son las siguientes:

1º La comisión de apertura. Esa que te dice que por estudiarte el préstamo tienes que pagar un 1 o 2% del importe del mismo.

2º. El vencimiento anticipado. Esa que llega a decir en alguna ocasión que si no pagas un mes o se te incendia la casa, tienes que pagar todo lo que debas y todo lo que deberías pagar hasta el año 3000.

3º. Los intereses moratorios. Esa que te dice que si te retrasas en algún pago, te van a cobrar unos intereses elevados. Por mal@.

4º. La clausula suelo. Esa que te dice “Donde dije digo digo Diego”. Si el tipo de interés de tu préstamo en una clausula se dice que es variable (EURIBOR + 0,5 por ejemplo) INOCENTE! Era broma! que el tipo de interés de tu préstamo siempre será al menos un tipo fijo del 2, 3 , 5, etc…

5º Comisiones por cuotas impagadas. Esa que dice que si eres mal@ y no pagas les tienes que pagar además de intereses una comisión fija.

6º. La renuncia a la notificación de la cesión del contrato. Esa que dice que te da igual y no quieres saber si el Banco vende tu hipoteca a alguien, porque te da igual que quien compra sean las hermanitas de la caridad o un fondo buitre. No te importa “cambiar de pareja” sin saberlo. Tú eres muy modern@.

7º. La prohibición de enajenar el inmueble hipotecado. Esa que dice que no puedes vender tu casa aunque quede colgando la hipoteca y encuentres a alguien que lo acepte. Yo, por contra, propongo que den un premio al hipotecado que encuentre en estos tiempos un comprador.

8º. La obligación de contratar productos accesorios o vinculados al préstamo hipotecario. Esa que te obliga a suscribir miles de productos bancarios de la propia entidad para que te concedan el préstamo. A ti no te importa tener que pagar un seguro de 5000 euros anuales cuando la competencia lo oferta por 200 euros.

9º. El IRPH y el EURIBOR. Esa que fija que tu tipo de interés es IRPH o EURIBOR, unos índices manipulables por las propias entidades. Ya me explayaré en su momento.

Las condiciones que detallo son consideradas en numerosas ocasiones abusivas. El carácter abusivo de estas condiciones determinará el abaratamiento de tu préstamo y una serie de consecuencias jurídicas que te protegerán frente a  las actuaciones de las entidades bancarias.

Ahora te pongo deberes: coge tu hipoteca, si no la tienes pídela al Banco o al Notario y empieza a leerla a ver si identificas alguna de estas clausulas. Si no encuentras ninguna, por favor, te pido que me envíes escaneada tu hipoteca para enmarcarla entre mis trofeos (ciudadank@deciudadanaaconsumidora.com).

En próximas “entregas” iré desgranando una a una estas clausulas para que puedas decirle al Banco que tururú, que eso no te lo pueden exigir! Verás que agustico te quedas!

Hasta la próxima semana!

Espero haberte ayudado!


¿Me tiene que indemnizar la aerolínea por los retrasos o cancelaciones del vuelo?


Cuando tienes la suerte de ser agraciado con un retraso o cancelación de tu vuelo te sientes desamparado. Si además te encuentras en el extranjero y no se habla español la barrera idiomática te hace sentir como un simple pedazo de carne con el que pueden hacer lo que quieran. Te dejas llevar con la masa humana de pasajeros a ver si hay suerte y alguno entiende tu idioma y el de las azafatas y azafatos y te explica algo. En ocasiones acabas sentado en un avión que no sabes muy bien a qué destino te llevará. El piloto y el personal de vuelo parece que explican algo interesante que por desgracia no entiendes. Estás nervios@ pero tienes fe, acabarás llegando a tu destino.

Desgraciadamente, con el tema del idioma no te puedo ayudar pero sí con las cosas que puedes exigir a la compañía aérea cuando te encuentras en esta situación.

Si quieres saber qué tienes que hacer para que la compañia aérea te ampare y te abone tu indemnización, sigue leyendo:


De retrasos y cancelaciones


La regulación de los derechos de los pasajeros de vuelos se encuentra en el Reglamento 261/2004. Como casi todos los temas referidos a los consumidores es Europa la que se encarga de fijar los derechos mínimos que nos asisten como tales. En este Reglamento se establecen una serie de derechos de los viajeros en caso de retraso y de cancelación de vuelo.

Europa establece en el Reglamento que si sufres un RETRASO en el vuelo de más de 2 horas tienes dos derechos: el derecho a la información y el derecho a la asistencia.

En los casos de CANCELACIÓN DE VUELO a los derechos anteriores se les suma el derecho a obtener una compensación económica automática de entre 250 y 600 euros; así como el derecho a optar por que se te traslade a su destino en condiciones similares a las contratadas o a que se te reembolse el precio del billete según tú prefieras.

Por lo tanto, en un principio la diferencia entre que tu vuelo sea cancelado o retrasado es muy importante para que puedas percibir la compensación económica automática que establece el Reglamento.

Pero ¿cuál es la diferencia entre retraso y cancelación de vuelo? A efectos prácticos la diferencia estriba en el cambio de número de vuelo, dan igual las horas de demora con las que llegas a tu destino. Es decir, al Reglamento le da igual 8 que 80.

Ejemplo:

Se entiende que tu vuelo se ha retrasado si te llevan a tu destino 50 horas después de la hora en que tenías prevista la llegada pero el vuelo en el que llegas tiene el mismo número que el que figura en el billete que compraste.

Sin embargo, se entiende que hay cancelación de vuelo si te llevan a tu destino 5 horas después de la hora que tenías prevista para tu llegada siempre que el vuelo que te lleva tenga distinto número que el que figura en el billete que compraste.

¿Qué te parece? Divertido, ¿verdad?

Como os podéis imaginar, las compañías aéreas no solían cancelar vuelos, sino “retrasarlos” muuucho tiempo. Esto ocasionó numerosos litigios entre los pasajeros y las compañías que finalmente desembocaron, como no podía ser de otra manera, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En fecha 19 de Noviembre de 2009 resolvió el conocido como “caso Sturgeon” en el que unas familias austríacas y alemanas querían que se les compensara económicamente por la compañía aérea porque sus vuelos se habían retrasado entre 22 y 25 horas sin ser cancelados

Pues bien, en este contexto el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dijo: Vamos a ver, ¿qué broma es ésta? No tiene sentido que un pasajero que se tira entre 22 y 25 horas esperando que salga su vuelo no sea compensado económicamente porque el vuelo no sea cancelado. Este pasajero sufre los mismos perjuicios que un pasajero al que cancelan su vuelo y tiene que esperar. Así las cosas, el Tribunal de Justicia resuelve que si un vuelo llega a su destino con 3 horas o más de retraso, aunque no se haya cancelado, los pasajeros tienen derecho a la compensación económica automática.

De esta manera, hoy día, tanto si cancelan como si retrasan tu vuelo y llegas al menos 3 horas tarde a tu destino, tienes derecho a la compensación económica automática que establece el Reglamento 261/2004.


Muy bien, entonces ¿qué puedo exigir a la compañía aérea en caso de retraso o cancelación?


a) En caso de retrasos del vuelo cuando la compañía aérea te comunica que tu vuelo ha sido retrasado y llegarás con al menos 2 horas de retraso a tu destino automáticamente surgen una serie de derechos para ti como viajero:

En primer lugar, tienes derecho a la información = Esto quiere decir que la compañía aérea está obligada a entregarte un folleto informativo en el que se reflejen tus derechos como pasajero doliente. Si no lo hace, pídeselo. Si no te lo entregaron y no lo pediste, hazlo constar en la hoja de reclamaciones que presentes. A ver si los inspectores sancionan a la compañía.

En segundo lugar, tienes derecho de atención = Esto quiere decir que la compañía tiene que:

Alimentarte de manera gratuita durante el tiempo de espera

– Permitirte que hagas gratuitamente dos llamadas, envíes correos electrónicos, fax, télex

Darte techo si tienes que esperar más de un día para que salga tu vuelo.

Y en último lugar y solo si tu vuelo se retrasa más de 3 horas tienes derecho a una compensación económica automática de los siguientes importes:

– Si el viaje es de menos de 1500 km = 250 euros

– Si el viaje es de entre 1500 km y 3500 km = 400 euros

– Y en caso que tu vuelo se retrase más de 4 horas y el viaje sea de más de 3500 km600 euros.

b) En casos de cancelación de vuelo tienes los mismos derechos que en los casos de retraso de vuelo pero además tienes derecho a optar por que se te traslade a tu destino final en condiciones similares a las contratadas o que se te devuelva el precio que pagaste por tu billete en el plazo de 7 días.

Estos derechos son los mínimos que establece el Reglamento 261/2004 por lo que nada impide que exijas a la compañía que te abone los gastos que has tenido que soportar como consecuencia del retraso o la cancelación así como los perjuicios que te ha irrogado el llegar tarde a tu destino.


¿Hay casos en que la compañía no tiene por qué indemnizarme a pesar del retraso o la cancelación?


Por supuesto. Hecha la ley, hecha la trampa. En los siguientes casos la compañía no tiene por qué abonarte la compensación económica automática, lo que no quiere decir que no tenga que indemnizarte con los gastos y perjuicios que has sufrido:

1º. Si la compañía te informa de la cancelación del vuelo con al menos 2 semanas de antelación a la hora de salida prevista en el vuelo cancelado.

2º. Si la compañía te informa de la cancelación entre 2 semanas y 7 días de antelación a la hora de salida prevista y te ofrece un transporte alternativo que salga como mucho 2 horas antes de la hora de salida prevista y llegue a tu destino como mucho 4 horas más tarde a la hora de llegada prevista en el vuelo cancelado.

3º. Si la compañía te informa de la cancelación fuera de los plazos anteriores y te ofrece un transporte alternativo que  salga como mucho 1 hora antes de la hora de salida prevista y llegue a tu destino como mucho 2 horas más tarde a la hora de llegada prevista en el vuelo cancelado.

No obstante, como la prueba de haberte informado con tiempo corre de cargo de la compañía aérea, TÚ RECLAMA SIEMPRE.


¿Cómo formalizar mi reclamación?


Lo primero es poner la hoja de reclamaciones a la compañía aérea, bien en el stand del aeropuerto, si te da tiempo, y si no te da tiempo por correo o por internet (si lo permite la compañía)

Transcurrido un tiempo prudencial, yo les daría 1 mesecillo, si no tienes respuesta o la misma no te gusta, ponlo en conocimiento del Ministerio de Fomento (aquí el enlace)

Una vez resuelva el Ministerio, si sigues sin estar conforme, puedes acudir a la vía judicial para lo que necesitarás contactar con un abogado.

Para finalizar, insisto, RECLAMA SIEMPRE para que no queden impunes conductas de estas compañías que no cumplan la ley.

Espero haberte ayudado!


Los abusos de las compañías de teléfono (II)


En el post de la semana pasada te conté qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar tu línea de teléfono o internet.

Como ya te anuncié, esta semana te voy a explicar lo que tienes que tener en cuenta para dar de baja tu línea y cómo puedes reclamar a la compañía que cumpla sus obligaciones sin tener que mantener una estrecha y asidua relación con los operadores del servicio de atención al cliente.

Comenzamos!


El hastío


Tras una apacible convivencia con tu compañía de teléfono y/o internet ha llegado el momento de decirle adiós. Esta ruptura es siempre dolorosa porque la compañía, que lo ha dado todo por ti, no alcanza a entender tu decisión. Por mucho que patalee, no le queda otra, no hay relación si dos no quieren.

Una vez le comunicas tu decisión a la compañía, aunque le duela en el alma, tiene la obligación de dar de baja el teléfono o servicio en el plazo de los 2 días siguientes. Este plazo implica que solo pueden cobrarte las llamadas, mensajes, conexiones a internet, etc… que consumas dos días después de comunicar tu decisión de dar de baja el teléfono o servicio. O dicho de otro modo: no tienes que pagar los consumos que sean de fechas posteriores.

Puede ser que lo que pretendas sea cambiar de compañía y mantener tu mismo número de teléfono. La archiconocida portabilidad. Por ley tienes derecho a conservar tu número de teléfono por lo que no pueden ponerte trabas. En este caso, solicitada la portabilidad, la compañía tiene que tramitarla en el plazo de 24 horas.

¿Y qué pasa con las penalizaciones?

Si tu contrato contiene un compromiso de permanencia y te quieres ir de esa compañía antes de que transcurra el plazo señalado tendrás que pagar la penalización pactada. En este tema, no nay tu tía.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que la penalización debe ser justa y proporcional al tiempo que falte para cumplir el compromiso de permanencia.

Por ejemplo, en un contrato en que la penalización pactada sea de 100 euros y el compromiso de permanencia de 12 meses, si quieres darte de baja cuando faltan 4 meses para que finalice el periodo de permanencia la penalización que te tienen que aplicar no será de 100 euros sino de la parte propocional al tiempo que resta por cumplir; es decir: si te aplican 100 euros por 12 meses de permanencia, por 4 meses que te restan de permanencia la penalización será de 33,33 euros.

Y no olvides que NO tienes que respetar el plazo de permanencia ni pagar penalización alguna en caso que la baja venga ocasionada porque la operadora haya cambiado unilateralmente las condiciones del contrato. En estos casos, como te expliqué en el anterior post, tienes derecho a resolver el contrato sin penalización y sin tener que esperar el transcurso del plazo de permanencia pactado.

Una vez has leído este post y el anterior de la serie estarás en condiciones de identificar las malas prácticas y abusos que tratará de colarte tu compañía de teléfonos desde que “os enamoráis” hasta que decides “divorciarte”. Ahora te contaré cómo quejarte y exigir que se respeten tus derechos.


La guerra de los Rose


Una de las cuestiones que más exasperan al usuario de telecomunicaciones es el servicio de atención al cliente.

Haz memoria, ¿cuántas llamadas tienes que hacer para que te resuelvan un  problema? ¿estás contento con el trato que recibes? ¿te atienden con rapidez o has estado a punto de desfallecer esperando que te cojan la llamada o te pasen a un operador competente para tramitar tu petición?

Hoy en día casi todos los ciudadanos tenemos móvil, internet y teléfono fijo. Este es un negocio que proporciona pingües beneficios a las compañías de telecomunicaciones. A título de ejemplo, Telefónica obtuvo un beneficio de 4.593 millones de euros en el año 2013. Y sigue sumando.

A pesar de la extrema rentabilidad que obtienen estas compañías las mismas no tratan con exquisitez a los que les proporcionan sus beneficios: los USUARIOS. Estas compañías son las que acumulan el mayor número de reclamaciones por parte de los consumidores puesto que en numerosas ocasiones incumplen la normativa que protege a los usuarios de estos servicios.

Cuando nos encontramos con problemas con la compañía y tratamos de solucionarlo a través de su teléfono de atención al cliente chocamos con un muro infranqueable que nos conduce a un círculo vicioso de despropósitos. Esa llamada te introduce en un bucle espacio-temporal que acaba hasta con la paciencia de Job. Y en muchos casos, desesperado y hastiado, acabas tirando la toalla. De esta manera la compañía se beneficia de sus malas prácticas y no cambia de actitud. Los consumidores, por regla general, no conocen los mecanismos de protección que el estado pone a su disposición. Solo conocen el servicio de atención al cliente de la propia compañía. Esto supone poner al lobo a cuidar de las ovejas.

Para obtener una solución “neutral”, tan pronto se presenten problemas con tu compañía de teléfono, olvídate del servicio telefónico de atención al cliente: una llamada es suficiente. Cuando llames pide siempre que te den el número de referencia asignado a la reclamación, apúntalo y guárdalo. También pide que te envíen un documento por escrito en que conste la reclamación efectuada. Para que “no se olvide tu reclamación” ataca por tierra, mar y aire, sé pesad@, envíales un correo electrónico con tu reclamación y espera 1 mes.

Si en el plazo de 1 mes no recibes respuesta o solución aceptable a tu problema no vuelvas a llamarles. Sé que es difícil resistirse a la llamadita, pero sabes que será tiempo perdido. Haz uso de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información(aquí el enlace) remitiéndole tu reclamación con copia de la efectuada a la compañía telefónica.

Esta Secretaría, analizará tu reclamación, resolverá y sancionará a la operadora si ha infringido con su actuación normas legales, lo que motivará a la misma a cambiar su actitud.

Pues bien, con este post finalizo por ahora la secuela de los post destinados a ofrecerte una pequeña guía para defenderte a ti mism@ y a los tuyos frente a los oligopolios de telecomunicaciones.

Espero haberte sido de ayuda!


Los abusos de las compañías de teléfono (I)


Con este post inauguro la serie sobre “Los abusos de las compañías de teléfono” que es un tema que da para rato porque ¿quién NO ha tenido alguna vez problemas con su compañía de teléfono? Me atrevo a aventurar que NADIE. Todos hemos padecido de una u otra manera los abusos y malas prácticas que utilizan estas compañías para captar nuevos clientes y obtener más beneficios.

Piénsalo, ¿contrataste con una compañía y te han salido canas esperando que te den el alta?¿te hicieron una oferta irresistible y una vez formalizado el contrato se han olvidado de la oferta y no te la aplican?¿Te han cobrado llamadas, mensajes o conexiones a internet que NO has realizado? ¿Te han cobrado servicios adicionales que NO has contratado?¿Diste de baja tu línea de teléfono o internet y, sin embargo, te siguen girando facturas? ¿Quieres cambiarte de compañía o cancelar el contrato que tienes y te dicen que tienes que pagar un dineral porque aún estás en periodo de permanencia?

Si has sufrido estos problemas y has perdido tu tiempo y paciencia tratando de solucionarlos con el servicio telefónico de atención al cliente de la compañía sigue leyendo para informarte de los abusos cometidos por las compañías telefónicas y qué tienes que hacer para defenderte y no perder tu tiempo y paciencia


Seduciendo a un extraño


Cuando decides contratar un servicio de teléfono, internet y/o móvil te introduces en el apasionante mundo de la búsqueda de ofertas. Comparas unas ofertas con otras siempre con la mosca detrás de la oreja para identificar cuáles son las ventajas e inconvenientes que presenta contratar con cada una de las compañías que operan en el mercado.

En muchas ocasiones la contratación no parte de ti mismo, sino que estás tú tan tranquilo en tu casa con tu compañía de toda la vida y es una operadora competidora la que te pega un telefonazo y mediante una voz irresistible te capta como cliente ofreciéndote condiciones inmejorables.

Sea cual sea el proceso que te lleva a contratar con una u otra compañía, una vez decides unirte a ella para que te preste el servicio de internet, móvil y/o teléfono formalizáis una relación comercial que os vinculará durante al menos 12 meses en la gran mayoría de los casos.

Esto supone un vínculo más duradero que muchas relaciones personales por lo que es MUY IMPORTANTE que guardes el folleto de publicidad o captures la pantalla que refleja la oferta o les pidas que te envíen la oferta por escrito. Así podrás exigirles una vez formalizado el contrato que te apliquen las condiciones que te ofrecieron y no otras más onerosas.

La publicidad que hacen estas compañías para captar clientes mediante ofertas es vinculante. Esto quiere decir que si contratas con una compañía por la oferta que te hizo y a la hora de la verdad no te la aplica tendrás que decirles que se dejen de tonterías y te apliquen las condiciones de la oferta tal y como las indica su publicidad. Si no tienes las condiciones de la oferta por escrito tendrás más difícil justificar tu reclamación; ellos dirán que es tu palabra contra la suya.

Además de ser precavido y guardar la publicidad con la oferta, es MUY IMPORTANTE que les pidas que te entreguen o te envíen por escrito las condiciones del contrato. Una vez las tengas en tu poder, aunque sea un tanto cansino, dedícales un par de minutos y comprueba:

1. Si existe compromiso de permanencia.

Este compromiso en ningún caso puede ser superior a 24 meses.

En su caso, la penalización que te aplicarán si no quieres continuar con el contrato antes del transcurso del periodo de permanencia pactado.

2. Si las condiciones ofertadas en la publicidad son las que se reflejan en tu contrato.

3. Si los precios que te indican incluyen o no IVA.

Las compañías están obligadas a mostrar sus precios finales incluyendo los impuestos aplicables.

4. Y qué plazo tiene la compañía para dar de alta la línea o el servicio. 

El plazo previsto para el alta puede no reflejarse en el contrato. Si es así pregúntales cuándo te darán el alta de la línea o servicio y pídeles que te lo envíen por escrito. Difícilmente lo harán pero tú pídelo.

Si transcurren 10 días y no te han dado de alta la línea desiste del contrato y a otra cosa mariposa. Si la cosa empieza con tan mal pie, mejor dar carpetazo. Ya te están demostrando su nula eficacia.


Maridos y mujeres


Superado el primer paso y más feliz que una perdiz YA TIENES TELÉFONO Y/O INTERNET. Ahora viene la segunda parte: la convivencia.

Lo primero que tiene que hacer la compañía es mudarse a tu casa o a tu móvil. La compañía tiene obligación de dar de alta el servicio en el plazo al que se comprometió en la oferta que te hizo. Si no lo hace, puedes rescindir el contrato sin penalización alguna.

Una vez instalada, durante vuestra relación la operadora tiene que poner todo de su parte para que la misma transcurra como una balsa de aceite. La operadora de telecomunicaciones tiene la obligación de prestarte el servicio con calidad y sin interrupciones. En caso de falta de calidad o de sufrir interrupciones en el servicio tienen que indemnizarte. Si te da muchos problemas tu conexión a internet o el teléfono, reclama sin miedo!

Por otro lado, para evitar el timo de los servicios de tarificación adicional (por ejemplo, llamadas o conexiones a internet desde el extranjero, números 800, SMS Premium) tienes la opción de desactivar estos servicios. Si los desactivas, evitarás sorpresas en la factura.

En cuanto a la temida factura, ésta tiene que reflejar por separado los diferentes conceptos que te están cobrando (las llamadas, las conexiones de datos, los mensajes, los servicios de tarificación adicional, los pagos a plazos del móvil, etc…)

¿Por qué es tan importante que se refleje detalladamente cada concepto facturado?

Porque en caso que no pagues tu factura la compañía SOLO puede suspender la posibilidad de hacer llamadas si impagas el servicio telefónico NO si impagas otro servicio contratado (por ejemplo, no pagas los plazos del móvil). Así que si tienes problemas económicos y pagas parcialmente las facturas, indícales que quieres que ese importe que pagas se aplique al servicio telefónico con el fin de que no te corten el teléfono.

Por último, aclarar que la operadora puede suspender temporalmente la prestación del servicio si estás un mes sin pagar la factura. La medida de suspensión definitiva puede adoptarla la compañía en dos casos: por impagos continuados durante 3 meses o por acumular 2 suspensiones temporales. En ambos casos está obligada a avisarte previamente.

Por tu parte, tienes derecho a rescindir el contrato sin penalización alguna en caso que la compañía modifique las condiciones del contrato. Así sucedió el 1 de Octubre de 2014 con Movistar. La antigua Telefónica modificó las condiciones de tarificación de los contratos al decidir que desde esa fecha comenzaría a cobrar las llamadas al buzón de voz para la recuperación de mensajes. De esta manera, los clientes que hubieran contratado con Movistar con anterioridad al 1 de octubre de 2014 están facultados para rescindir el contrato sin penalización alguna y sin tener que respetar el compromiso de permanencia.

Tras estas indicaciones dirás:

– Me parece muy bonito todo pero si la operadora hace lo que le da la gana ¿como hago que cumpla sus obligaciones? Me tienen hart@ y quiero dejarles pero el servicio de atención al cliente no me resuelve mis problemas.

No te preocupes, hay luz al final del túnel, la próxima semana os contaré cómo dejar a tu compañía de teléfonos sin traumas y cómo evitar hacer más de una llamada al servicio de atención al cliente.

Espero haberte ayudado!