Encuentra lo que buscas

¿HAY SOLUCIÓN AL DESAHUCIO?


Buenas tardes a tod@s! El Jueves pasado me quedé como “huérfana” al finiquitar la Guía de Hipotecas y Clausulas Abusivas de Ciudadana K. Pero no sufras fue una orfandad efímera porque ya tenía en mente nuevos y apasionantes temas.

A mi me definen dos características: “previsión” y “cuadriculación”. “Previsión” en tanto en cuanto que con muchísima antelación tengo en mente elegidos los temas que voy a tratar en mis posts, me los estudio y vivo durante un tiempecito con ellos (te aviso que tengo “pa aburrir”). Y “Cuadriculación” en tanto en cuanto que pase lo que pase, llueva o nieve, truene o haga sol, me atengo a mi plan.

Sin embargo, hoy no voy a respetar mis propios planes anticipados y voy a contaros “cosillas” sobre los terribles DESAHUCIOS. Hoy no me tocaba pero voy a echar una canilla al aire.

Supongo que te preguntarás: ¿qué mosca le ha picado a esta mushasha? ¿ha vivido en babia estos últimos años? ¿qué rollo me mete de los desahucios a estas alturas? Pues bien, te cuento para que veas que no se me ha ido la perola:

Por motivos personales y familiares, soy amante del Séptimo Arte así que veo bastantes pelis y series. La semana pasada hubo una peli que me tocó la fibra: “Techo y Comida” Esta película, con un nombre que no podía ser más acertado, trata con una elegancia exquisita el drama de la crisis económica que sufren miles de ciudadanos. Si ves la película no puedes verla y a otra cosa mariposa. Rocío y Adrián, que son los protagonistas y padecen un desahucio, se quedan en ti.

Aquí cuelgo el trailer para que lo veas

Yo es ver el trailer y se me saltan las lagrimillas.Y es que el desahucio es el culmen de una serie de vivencias desastrosas provocadas por este sistema asfixiante e inhumano (en palabras de Natalia)

Pues bien, esta película provocó en mi que hablarte de los desahucios se volviera una necesidad acuciante pero a la que dominaba. Ya le llegaría su turno.

Sin embargo, estaba yo tan tranquila el Domingo meditando acerca del tema de los viajes combinados – que era el que me tocaba – cuando como una señal divina veo Salvados. ¿Y a qué no sabes de que trataba el programa de este Domingo?  Sí, sí, de los DESAHUCIOS. Ostras tú, me dije, tengo que hablar de ello en cuanto pueda.

Y para colofón del pastel ayer mismo leo un artículo de El diario que trata de un rollo macabeo que es la titulización y la posible ilegitimidad de los Bancos para desahuciar.¿Será el destino?

Yo no voy a luchar contra elementos que no controlo, así que hoy, Ciudadana K te va acontar qué es un desahucio y qué puedes hacer si tienes la desgracia de verte atrapad@ en uno. El tema de la titulización tengo que profundizarlo para poder contarte algo con fundamento. Me lo apunto!


UN CASERO, DOS CASEROS, TRES CASEROS, MATARILE, RILE, RI


En nuestro amado país, para acceder a la vivienda, la mayoría de los ciudadanos se compran una casa y otros pocos alquilan su hogar. ¿Y qué diferencia hay entre comprar tu casa y alquilarla? Lamento decirte que si compras tu casa Banco mediante: NINGUNA. En ambos casos te vas a tirar toda tu vida pagando cada mes un dineral. En un caso a tu casero, que será fulano o setano, y en otro caso a tu Banco, que se convierte en una especie de híbrido entre casero y propietario de tu casa. Oh, yeah, así es!

Con la crisis económica, muchos ciudadanos españoles que compraron su casa para vivir se han visto atrapados en deudas inasumibles para una familia. También muchos ciudadanos se han quedado en el paro y no pueden pagar el alquiler de su casa. Y no es por gusto, estoy segura que si es tu caso, remueves cielo y tierra para pagar la hipoteca o el alquiler y garantizar el “techo” de tu familia. Pero nada, llega un momento en que la vaca no da para más y te ves inmers@, como quien no quiere la cosa, en el temido procedimiento ejecución hipotecaria o de desahucio por impago de rentas de alquiler.

La ejecución hipotecaria y el deshucio por impago de rentas no es otra cosa que un mecanismo que nuestros legisladores brindan a los Bancos y a los caseros para que lo más rápido que se pueda el Juzgado te eche de tu casa y se cobre todo el dinero que debes al Banco o al casero. Así pues, si eres uno de los afortunad@s, de la noche a la mañana te quedas con una deuda y en la puta calle, hablando claro.

Hasta hace muy poquito tiempo si dejabas de pagar tu hipoteca, ay, madre!, no había solución. Si el Banco te llevaba al juzgado, era como una condena de muerte. No te podías defender. Solo te quedaba retirar los bártulos de tu casa y sentarte a ver pasar las horas por si se te presentaba un ángel. Hoy día, en el caso de las ejecuciones hipotecarias el panorama ha cambiado y hay algo de esperanza. En el caso de los desahucios por falta de pago de la renta esto sigue siendo lamentablemente así.


VAYA CON LOS SPANISH, COMO LA LÍAN


La imposibilidad del deudor hipotecario de defenderse en un procedimiento de ejecución hipotecaria chirriaba al sentido de justicia de muchos jueces de nuestro país. Así que mientras los legisladores se dedicaban a defender a los Bancos, estos jueces se dedicaron a aplicar el artículo 51.1 de la Constitución Española que dice:

“Los poderes públicos garantizarán la defensa de los consumidores y usuarios, protegiendo, mediante procedimientos eficaces, la seguridad, la salud y los legítimos intereses económicos de los mismos”.

¿Y cuál fue el resultado de la aplicación de este precepto? Pues que empezaron a “tumbar” ejecuciones hipotecarias y cuestionar la legalidad de nuestra regulación procesal ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Cuando un juez de Barcelona preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea qué le parecía que un deudor no pudiera defenderse frente a un Banco en un procedimiento de ejecución hipotecaria que le iba a dejar en la calle, los jueces de este Alto Tribunal estoy segura que se horrorizaron y una vez pudieron dejar de gritar de pánico dictaron la famosa Sentencia de 14 de Marzo de 2013 mediante la que dijeron:

Señores, dejémonos de sinvergonzonerías y permitamos que los pobres ciudadanos españoles defiendan sus derechos como consumidores en el procedimiento de ejecución hipotecaria. 

Una vez nuestro Gobierno recibió esta resolución no le quedó otra que reformar a regañadientes el artículo 693 de la Ley de Enjuiciamiento Civil para permitir en estos procedimientos al deudor hipotecario que dijera:

Vale, no he pagado la hipoteca, pero es que mi contrato tiene clausulas abusivas que no me las puede exigir el Banco por lo que o no debo nada al Banco o le debo muchiiiisimo menos de lo que dice o, directamente, no me puede ejecutar la hipoteca y echarme de mi casa.

Ay! Qué obediente nuestro Gobierno! ¿Te sorprende? A mi también. Y es que parecía imposible que defendiera al consumidor. No te engañes, no es oro todo lo que reluce. Si rascas un poquillo más en la reforma de la ley encuentras fácilmente el plumero. Y es que no te creas que con este “tirón de orejas” de Europa nuestro Súper se dedicó a legislar en beneficio del consumidor. No, eso sería pedirle peras al olmo.

El Gobierno utilizo una artimaña y dijo: Vale, me dicen que puedes decirle al juez que el Banco te impuso condiciones abusivas pero que sepas que si el juez te dice que no las hay, no podrás “chivarte” a la Audiencia Provincial para que revise si las hay o no y la ejecución seguirá su natural curso que no es otro que echarte de tu casa. Pero Bancos, no os preocupéis, que si el juez dice que sí que hay clausulas abusivas, tú si podrás podrás pedirle a la Audiencia Provincial que se lo mire. Toma ya! En toda la boca!

Cuando un juez castellonés vio el gol que nos habían metido, hizo de “rata” ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que en fecha 17 de Julio de 2014 dictó una Sentencia en la que volvió a “enmendar la plana” a España diciendo que no puede ser que aunque el consumidor luche porque su contrato sea declarado abusivo siga la ejecución adelante sin suspenderla con la posibilidad de que el consumidor se quede en la calle. De esta manera, el Gobierno ha modificado nuevamenta a golpe de sentencia europea la Ley de Enjuiciamiento Civil para que el consumidor pueda recurrir a la Audiencia Provincial si el juzgado no le hace caso. Pero como al Gobierno español le encanta dar currele al Tribunal Europeo, no se molestó en cambiar nada referente a la suspensión, ¿para qué? ¿para hacerlo mal?

Pero no te preocupes que lo que dice el Tribunal de Justicia de la Unión Europea va a misa. No necesitas la colaboración de nuestro gran legislador.

En definitiva, gracias al Tribunal Europeo podrás defenderte frente al Banco de las clausulas abusivas que contiene tu hipoteca y disfutar de tu casa mientras se resuelve si tu hipoteca tiene o no clausulas abusivas. Y tener techo un día más, tal y como nos luce el pelo, no es algo despreciable.

Hoy día, pasito a pasito, vamos recuperando la cordura de un sistema inhumano que ha perdido el norte. Así pues, si tienes un desahucio derivado de un procedimiento de ejecución hipotecaria no dudes en defenderte. Acude a un abogado de oficio si no tienes “posibles” para pagar uno. Alega todo lo posible. Lucha. Muchos ciudadanos están en ello.

Por último no puedo cerrar este post sin hacer un alegato para que RECUPEREMOS EL ESTADO para el CIUDADANO exigiendo que del primer chiquichancle al último mono TODOS tengamos TECHO Y COMIDA. Solo es ponerse, casas, comida, agua y energía, haberlas, haylas para todos. Y que no dependa del dinero. Por Dios, ¿es que estamos locos?

Espero haberte ayudado.

Hasta la próxima semana!



¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s